Music Z.E

Minino Garay & Baptiste Trotignon (Francia)

“Uno se hace el payaso, el otro se hace el estricto. En realidad, el percusionista argentino y el pianista francés se entienden como sólo con mirarse, con un sentido innato para el espectáculo, natural, espontáneo y sin ostentaciones.

Música sin fronteras  y placer comunicativo garantizados. Minino Garay en la percusión toca de todo. O más bien él tiene sus percusiones: un redoblante muy plano, un parche quizás electrónico, un platillo verdaderamente pequeño, escobillas que parecen cepillos, un triángulo, un cajón peruano, manos, y el chasquido de sus dedos, del tórax y del     vientre. ¡Y me iba a olvidar de los pies!

Es decir que este argentino asegura el espectáculo, sobre todo cuando arranca el concierto desabrochándose la camisa, ante el deleite de las damas   sorprendidas, golpeando sus abdominales con una habilidad adquirida que se complementa con los ruidos de su boca. Y luego, con su pequeño sombrero, sus lentes de marco redondo, su pelo hasta los hombros, su prolija barba enmarcando una sonrisa casi permanente, no despierta precisamente melancolía. La frutilla del postre: una voz bien resonante, grave, cálida, con un delicioso acento hispánico. A su lado, Baptiste Trotignon, vestido   enteramente de negro, parece un  niño  perfecto, de un primer premio de conservatorio (premio de piano y de escritura en Nantes, en su juventud). En realidad, esconde bien su juego, al menos al principio, antes que su humor y algunas pequeñas intervenciones aquí y allá en la esfera de su compañero confirmen una complicidad bien consolidada. La palabra se refiere también a su música, sinuosa a través de los continentes, y su repertorio más cerca de la canción (uno de sus últimos discos se llama “Song Song Song”) y del tango que del jazz propiamente dicho, pero se sabe que las fronteras estilísticas son cada vez más permeables. Un espectáculo bajo el signo de la sinceridad y del placer, esta especie de confluencia entre el cuerpo y el espíritu, body and      soul, con un vuelo pianístico sorprendente y canciones de abrupto final. Trotignon enriquece el espacio rítmico, a veces se desliza furtivamente a la sombra de una referencia (“Trinkle Tinkle”), hilvana ráfagas de frases continuamente, inserta notas melancólicas en atmósferas ravelianas, insiste sobre el registro grave, privilegia el juego rítmico. Minino Garay conoce de memoria el lenguaje de su compañero y ninguno se pierde, incluso cuando el tiempo se desata. Parecen dos niños jugando, jugando entre sí y jugando con todo. En realidad, hace falta mucha ciencia para llegar allí.” François-René Simon / Jazz Magazine – Jazzman / noviembre 2014

 

MININO GARAY: En 1988 deja la Argentina, su país natal, para instalarse en París. Este francés por adopción ha hecho de la percusión y la composición su camino de vida; un camino singular e impresionante, con una personalidad inclasificable y ecléctica. Para ese entonces, ya dueño una destacable trayectoria en su país, llega a Francia en el momento y al lugar indicado: París, capital colorida, ciudad de músicas del mundo, que vive claramente la explosión de un África plural. Previo a su experiencia en Mali junto a Dee  Dee Bridgewater (lo acompaña por escenarios de todo el mundo durante diez años), al rencuentro con Cheick Tidiane Seck o a su participación en el festival de los gnawas de Essaouira; Minino enriquece su estilo en contacto con músicos que engrandecen, cada uno a su manera, un jazz de múltiples raíces: Magik   Malik, Julien Lourau, Richard Bona o Daniel Mille. Su carrera en compañía de los más grandes no se detiene; toca y graba junto a Mercedes Sosa, Jaime Torres, Michel Portal, Sixun, Raúl Barboza, André Cecarelli, Laurent de Wilde, León Parker, Stefano di Battista, Louis Winsberg, Jean-Michel Pilc, Jacky Terrason, el trío Mosalini-Beytelmann-Caratini, Antonello Salis, Tony Malaby, Baptiste Trotignon, Malcolm Braff, Paris Jazz Big Band, entre otros. En pocos años, se convierte en Europa en el percusionista-baterista que ha logrado una síntesis perfecta entre las músicas y los ritmos provenientes de América Latina, del África negra y del Maghreb, y el mundo del jazz. Graba más de 250 discos con una multitud de artistas de todos los horizontes. A comienzos del año 2000, continúa con las mixturas, los intercambios y las colaboraciones musicales creando su propio grupo, que se convertirá para él en una segunda familia: Los Tambores del Sur.

Creador de un jazz urbano y afro-latino de profunda madurez, con giros hacia la canción, se vuelca por momentos hacia esas viejas rimas de las que uno ha podido olvidar la letra pero que volverán con otras palabras, más mordaces, más amargas. En las antípodas de la felicidad y la dulzura que uno le atribuye, entona un speaking groove que cobra total sentido en la esencia misma de Córdoba. En 2008 lanza un único disco junto al célebre flautista Magic Malik y al maestro del charango Jaime Torres, un álbum en homenaje a la música andina; “Altiplano” es un disco suntuoso que une a la música folklórica argentina con todas las influencias que Minino fue incorporando a lo largo de los años. En 2011 edita su primer disco de jazz bajo su nombre y en formato cuarteto, con una destacada agrupación que se completa con Jean-Pierre Como en piano, Pierre Bertrand en saxos, Jérôme Regard en el contrabajo. Este álbum, que lleva su verdadero nombre, “Gabriel”, será el primero de una serie venidera (su segundo disco de jazz “Vamos” salió entre 2015 y 2016). Entre  2002 y 2013 graba 5 discos en Francia, editados en Europa, Argentina y México, y desde fines de los ’80 ha recorrido la escena del jazz, de la world music, entre otras, por los cinco continentes y ha multiplicado los intercambios           y las experiencias. Artistas que hayan tenido una trayectoria tan prolífica como la de Minino Garay.… difíciles de encontrar!

 

BAPTISTE TROTIGNON: Nacido en Francia en 1974, comienza a estudiar piano a los 8 años. En su adolescencia descubre el jazz y la improvisación, ambos lenguajes que incorpora de manera autodidacta. En 1998 forma su trío junto a Clovis Nicolas en contrabajo y Tony Rabeson en batería, y firma con el sello independiente Naïve: sus dos primeros discos, “Fluide” y “Sightseen”, lo convierten, a los 26 años, en uno de los más espectaculares, completos y seductores pianistas de la nueva generación, y a raíz de ello resulta galardonado con varios premios: Django d’Or, Prix Django Reinhardt de l’Académie de Jazz, revelación francesa en Victoires du Jazz 2003, y también obtiene en 2002 el Grand Prix du Concours International Martial Solal. De 2003 en adelante edita dos álbumes en piano solo, excelentemente recibidos por la prensa y el público (“Solo” y “Solo II”), y comienza a presentarse en gran cantidad de escenarios franceses e internacionales: Salle Pleyel, Marcia, Montréal, Vienne, Nice, Montreaux, Toronto, La Roque d’Antherón, Piano aux Jacobins, entre otros. A partir del 2005 comienza un        período de colaboración musical con el saxofonista David El-Malek,       etapa que alumbrará el nacimiento de dos discos en cuarteto, como así también con Aldo Romano, con quien edita “Flower Power”, recreando canciones pop de los años ‘70. En el curso de los años posteriores multiplica las colaboraciones eclécticas para continuar desarrollando una música decididamente abierta y en constante ebullición: conciertos en dúo con improvisadores de alto vuelo como Tom Harrell, Brad Mehldau o incluso con los pianistas clásicos Nicholas Angelich y Alexandre Tharaud; dirección artística de las noches de homenaje a Edith Piaf y Claude Nougaro en Montreux; música de película para “Sartre” de Claude Goretta; giras a cargo del Hammond B3 con “Trouble Shootin” de Stefano di Battista, etc. A principios del 2009 edita su primer disco americano, “Share”, grabado en Nueva York, donde   se encuentra con Eric Harland y reúne a Tom Harrell (leyenda viva, única e irrepetible de la historia del jazz) y a Mark Turner. El álbum es un éxito y lo sigue una grabación en vivo en Londres (“Suite” – 2010), y en los meses siguientes escribe una versión del mismo junto a una orquesta de cuerdas y vientos creada en el Festival Jazz in Marciac. La Sacem le entrega en noviembre su Grand Prix du Jazz 2011. En 2012, además de realizar más de 80 conciertos en Francia y Europa, así como en Asia, Baptiste edita en invierno un álbum sorprendente y audaz titulado “Song Song Song”, en el que evoca su amor por el canto e invita a una importante cantidad de artistas a unírsele, entre los que se encuentra Minino Garay. En ese mismo año Nicholas Angelich recrea su Concierto para Piano, “Different Spaces”, encargo de la Orchestre National de Bordeaux Aquitaine, primera pieza orquestal de envergadura totalmente escrita y sin improvisación, recibida con mucho entusiasmo y por la que Baptiste es destacado como Compositor del Año por Victoires de la Musique Classique 2014. Desarrolla esta nueva faceta de su trabajo también en lo que respecta a la música de cámara: Quator á Cordes “Empreintes”, Sonate pour Flûte et Piano… Después de un álbum de baladas realizado en dúo junto al saxofonista Mark Turner (“Dusk is a quiet place”, 2013), este prestigioso músico presentado por “Le Monde” como “Una lección, un modelo, la perfección de la A a la    Z”, vuelve en 2014 al formato trío con “Hit”, junto a sus fieles compañeros Thomas Bramerie y el maestro americano del groove Jeff Ballard. Algunos de los músicos con los que ha trabajado: Ambrose Akinmusire, Jeanne Added, Nicholas Angelich, Jeff Ballard, Stephane Belmondo, Emmanuel Bex, André Ceccarelli, Natalie Dessay, Stefano Di Battista, David El Malek, Christian Escoudé, Jean Fauque, Lawrence Foster, Minino Garay, Anne Gastinel, Tigran Hamasyan, Eric Harland, Tom Harrell, Billy Hart, Bob Hurst, Manu Katché, Angelique Kidjo, Elisabeth Kontomanou, Bireli Lagrène, Eric Le Lann, Didier Lockwood, Albert Mangelsdorff, Rick Margitza, Brad Mehldau, Malik Mezzadri, Christophe Miossec, David Murray, Milton Nascimento, Claude Nougaro, Dré      Pallemaerts, Michel Portal, Enrico Rava, Aldo Romano, Perico Sambeat, Jacques Schwarz Bart, Vincent Segal, Archie Shepp, Claudia Solal, Mark Turner, Alexandre Tharaud, Jeff “Tain” Watts, Kenny Wheeler, Bojan Z.

 

WhatsApp chat